BERRIA BELADOR 2.0

SPARTACUS GANA A LO PISTARD LA 111ª PARIS-ROUBAIX

Foto: Graham Watson
Javier Montes Sánchez. Fabian Cancellara gana la edición 111ª Paris-Roubaix, en plan pistard, con un sprint en la recta final, a Sep Vanmarcke, ampliando su buena racha tras conquistar el pasado fin de semana el Tour de Flandes. De esta forma suma su tercer adoquin, a los ya conseguidos en 2006 y 2010, consolidándose como uno de los mejores en la prueba más representativa del pavés y los adoquines.

El suizo, hizo buenos todos los pronósticos, aunque la caída que sufrió el viernes cuando reconocía el recorrido, podía poner en duda si estaba bien, pero... como el solo sabe hacerlo, ganó, con un tiempo de 5 horas, 46 minutos y 13 segundos, a una velocidad media de 44,02 kilómetros por hora (la tercera mas alta de la historia de la prueba).

Pero vamos a lo que ha ocurrido en esta 111ª edición... a 130Km de meta empezó el baile... se escaparon Steegmans, Hayman, O´Grady y Kortesky, momento en el que el RadioShack y el Saxo-Tinkoff, tomaron el control del del pelotón, acabando con el primer intento de fuga. El 2º intento de fuga, lo protagonizan, Hayman (que repitia), Steegmans y el suizo Shär. A 60km de meta... conclusión final... absorbidos por el pelotón de nuevo.

Empezaban a moverse los que debían y querían ganar la prueba. Cancellara se colocaba en cabeza del grupo, en los tramos de adoquinado con la intención de no sufrir en la parte estrecha de calzada y no comer más polvo del necesario.


En el 18º tramo del pavés, Mons-en-Pévèle (5 estrellas y 3.000 metros), a 47Km de meta, se desataron las hostilidades, momento en el que Flecha se puso al frente. El Omega Pharma decidió endurecer el último tramo de la carrera e intentar complicarle la vida a Cancellara (recordar que Tom Bonnen no participaba por la caída del Tour de Flandes), pero esto acabo en el momento que, una avería dejaba fuera de combate a Sylvain Chavanel. Steegmans volvió a la carga y protagonizó, la 3ª fuga del día con 15 compañeros más a 40km del final. Cancellara aguanto con frialdad la situación y a 32km de meta tiró y consiguio enlazar con el grupo de ocho que marchaba en cabeza, momento en el que los belgas, Vandenbergh y Vanmarcke atacaron de nuevo, con la intención de reventar al suizo, que hacia ya unos cuantos kilómetros que viajaba sin equipo.

A 23km Spartacus decidió que era el momento, cambio el ritmo y se fue en busca de los fugados que tenían una ventaja de 26" y a los que consiguió coger en apenas 4km. A estas alturas de la carrera ya solo quedaban los 5 últimos tramos de adoquinado, y 4 en cabeza, Cancellara, Vandenbergh (que se fue al suelo al chocar con un aficionado en el Carrefour), el campeon de ciclocross, Stybar, que estuvo a punto de irse al suelo por la misma circunstancia que Vandenbergh, descolgándose de Cancellara y Vanmarcke, que se quedaban en solitario en cabeza de carrera.

El belga, no escatimo en el trabajo y dio relévos al suizo, que le atacó sin éxito a 4km de meta. Al final entraron juntos en el velódromo de Roubaix, y al estilo de los pistars, se vigilaron desde lo alto de peralte, ataco Vanmarcke en la ultima curva antes de meta, pero Cancellara aguanto y le gano al sprint, para hacerse con su tercer adoquin.

Share this:

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 Comentarios:

Publicar un comentario