BERRIA BELADOR 2.0

DUEÑAS: "ME SIENTO TRAICIONADO"

Ignacio Naya (DPA). Muchos se preguntan por qué los ciclistas españoles niegan toda relación con el dopaje en el juicio de la Operación Puerto. La respuesta la tiene probablemente Moisés Dueñas, primer corredor que colaboró con la justicia española tras dar positivo.

"Yo al final no he tenido recompensa por colaborar, al final pasa el tiempo y la gente se olvida", aseguró en una entrevista con dpa el corredor de 31 años, que se siente "traicionado" por las máximas autoridades deportivas del país.

Dueñas dio positivo por EPO en el Tour de Francia de 2008. Después de pensarlo, el español decidió colaborar con la policía y la justicia denunciando prácticas dopantes en el equipo Barloworld. El médico de la escuadra, Jesús Losa, fue imputado en la investigación, aunque apenas hubo sanciones importantes.

Dueñas vio rebajada a un año su suspensión, pero no volvió a correr en las categorías profesionales hasta mediados de 2012, cuando fichó por el Burgos BH, de la segunda categoría.

"Si he vuelto ha sido por mis méritos", dijo a dpa uno de los escasísimos deportistas en España que aceptó cooperar a cambio de clemencia y reinserción. "La verdad que yo pensaba que tras mi colaboración correría sin problemas en profesionales, ya que fue lo que me prometieron. Esperaba que sirviera como un ejemplo para otros deportistas en casos similares al mío".

"Al final me ha costado tres años en amateur para volver a ser profesional. En ese sentido no ha servido de mucho mi colaboración. Un poco traicionado sí que me siento, ya que a día de hoy no he vuelto a tener noticias del CSD (Consejo Superior de Deportes)", señaló.

"Dueñas se merece una segunda oportunidad. Trataremos de ayudarlo", dijo en 2009 el entonces "número dos" del gubernamental CSD, Albert Soler. Sin embargo, los esfuerzos para que fichara por el Xacobeo Galicia, un equipo patrocinado con dinero público y dirigido por el ex ciclista español Álvaro Pino, fracasaron.

"No sé si Pino frenó mi entrada en el Xacobeo o quién fue. Lo que sí sé es que me prometieron correr con ellos y luego empezaron a dar largas", aseguró Dueñas. "De lo que estoy seguro es de que esto sólo pasa en España, otros deportistas con sus colaboraciones están corriendo sin problemas en equipos ProTour", advirtió.

Siete de los diez corredores y ex corredores citados como testigos en el proceso de la Operación Puerto eran españoles. Sólo uno, Jesús Manzano, marginado del pelotón en 2004, habló de prácticas dopantes. El resto se agarraron al "no, nunca, desconozco". Una posición acorde con la de la inmensa mayoría del pelotón español, que pese a los positivos, optan por el silencio o la negación.

En Holanda, la Federación de Ciclismo ha puesto en marcha una comisión de la verdad en la que todos los trabajadores de sus tres equipos principales (Blanco, Vacansoleil y Argos) deberán responder a un cuestionario sobre lo que saben del doping desde 1993 hasta ahora.

A cambio de la confesión, se les ofrecerá clemencia: sanciones de sólo seis meses, mantenimiento del contrato y una multa de tres meses de salario. Sólo así pueden conseguirse testimonios relevantes, piensan también en la Unión Ciclista Internacional (UCI) o en la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

Desde que llegó al puesto en 2012, la jefa de la Agencia Estatal Antidopaje española (AEA), Ana Muñoz, sigue esperando que un ciclista entre por su puerta con deseo de colaborar. Pero los antecedentes son disuasorios.

"Aún hay mucha hipocresía en este deporte", advirtió Dueñas. "Pero soy feliz con lo que hago. Antes veía el ciclismo como un trabajo, ahora es mi hobby".

Share this:

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 Comentarios:

Publicar un comentario